Lo que Dios da y lo que Dios ofrece


Dios nos da muchas cosas. Creo que todo lo que no pido y tengo viene de Dios. Podría pensar que lo que tengo y por lo cual trabajo o me esfuerzo por obtener viene de mi. Sin embargo, tengo capacidades, habilidades, cualidades y medios que me permiten obtener las cosas con esfuerzo. Yo no pedí esas habilidades, cualidades múltiples, capacidades extraordinarias. Yo nací con ellas, sin consciencia inicial de ellas.

Yo no pido un día más de vida por las noches, y sin embargo al día siguiente amanezco con vida. Es verdad que he desarrollado lo que Dios me ha dado, sin embargo yo nací sin pedir lo que tengo. Yo no pedí a Dios nacer, ni tener vida en este mundo, yo fui una semilla sembrada por Dios. Él me cuida y guía, él me alimenta cada día, con vida, con tiempo, con talentos, con su aliento y con su palabra.

Doy gracias a Dios cada día por un día más de vida. Pero no es que yo lo pida para obtenerlo. Sí le pido a Dios muchas cosas, pero siento que muchas veces no sé en realidad lo que estoy pidiendo.

Pido en oraciones por la salud de mis amigos y hermanos. Pido sabiduría y paciencia para mi esposa y para mi, pido que mis hijas se porten mejor, pido por nuestras familias, pido por la salvación de todos y vida eterna para todos en el cielo, en ocasiones oro “el padre nuestro” [1], pido no tener pobreza ni riqueza [2], pido la apertura de mis ojos.

Ofrezco mi vida y mis talentos en oraciones también. En resumen, doy gracias, pido y ofrezco en mis oraciones.

¿Por qué razón doy gracias? Por todo lo bueno que tengo y no pido, por todo lo bueno que tengo y otros no, por todo lo malo que no tengo y otros si, porque tengo más cosas buenas que los demás, porque tengo menos cosas malas que los demás.

¿Por qué razón pido? Porque desconozco e ignoro la voluntad de Dios para cada caso particular o asunto en mi propia vida y en la vida de los demás, porque sé que no estoy completo todavía, y que me desarrollo cada día más y más, porque quiero ser mejor, porque me agrada lo bueno para mi y para todos, porque no me gusta lo malo para mi ni para todos, porque deseo compartir lo bueno que tengo con los demás que no lo tienen, porque deseó compartir lo malo que otros tienen y yo no, por mi bienestar y el de los demás.

¿Por qué razón ofrezco? Por gratitud, por correspondencia, por cortesía, por gentileza, por deseo de glorificar a Dios, por amor, por confianza en él.

A veces hago las cosas de forma “automática”, sin embargo, si analizo las cosas, puedo decir que:

1-La mejor forma de agradecer es dando gracias por las cosas que Dios me ha dado y las que continuamente me ofrece y están al alcance de mis manos y las que están por venir. Dios es un dios de oportunidades.

2-Lo mejor que puedo pedirle a Dios es que se haga su voluntad en mi vida y en la de los demás, lo cual es: que venga su reino. ¿Por qué? Porque yo ignoro qué es lo mejor para mi y para los demás, esta fuera de mi alcance, pero él sí que sabe que es lo mejor para todos y cada uno de nosotros. Quiero poner mi confianza en su conocimiento y no en el mío.

3-Lo mejor para ofrecer a Dios es nuestro amor, el cuál se expresa en confianza, fe, disposición, gratitud y obediencia.

Hay cosas que Dios da, otras las ofrece. Entre las cosas que Dios da, está la fe, aunque también es una cosa que ofrece. Porque hay una diferencia entre las cosas que Dios da, y las que ofrece.

Las cosas que Dios da, las tenemos ya y son nuestras sin que hagamos un esfuerzo por obtenerlas, como las cualidades con las que nacimos. Una de las principales cosas y más evidente que Dios nos ha dado a todos sin importar nuestra condición al nacer, es la libertad de elección, es decir, la capacidad de decidir.

Las cosas que Dios nos ofrece, se presentan como oportunidades, en las cuáles nosotros ejercemos nuestra capacidad de decisión. Son cosas en las cuáles Dios expresa los pros y las contras de tomar una decisión en particular, tanto para bien, como para mal, para obediencia o desobediencia.

Es verdad que Dios quiere que se haga su voluntad en nuestras vidas, pero que se haga así requiere acción de nuestra parte. Esa es la diferencia entre las cosas que Dios da y las que ofrece, la acción o no que se requiere de nuestra parte.

Cosas que Dios me ha dado: inteligencia, perseverancia, seguridad, capacidad de observación y análisis, optimismo, entre muchas otras cosas.

Cosas que Dios me ha ofrecido: perdón de mis pecados, esperanza, fe, vida eterna en el cielo, entre muchas otras cosas.

Conclusión

Dios, te doy gracias por todo lo que me das, por lo que me doy cuenta y por lo que no me doy cuenta, en el pasado, en el presente y en el futuro. Te doy gracias por todo lo que me ofreces, por todas y cada una de las oportunidades que me has dado, que me das y que me darás.

Te pido que se haga tu voluntad en mi vida, que se satisfagan las necesidades tuyas, no las mías, que se haga lo que tú quieras, no lo que yo quiera, que se realicen tus deseos, no los míos, que se lleve a cabo lo que te gustaría, no lo que me gustaría a mi, es decir, que se cumpla tu voluntad en mi vida y en la de los demás, que venga tu reino, que mi voluntad sea igual a la tuya. Te pido sabiduría [3], confianza en ti, aumento de mi fe. Necesito más fe y más confianza en ti. Sé la verdad, pero me falta darle crédito.

Te amo Dios, quiero corresponderte tantas bendiciones y te ofrezco todo lo que tú me has dado para gloria tuya.

¿Qué dice la biblia?

1.-Mateo 6:9-13

9 »Ustedes deben orar así:

»“Padre nuestro que estás en el cielo,
*santificado sea tu nombre,
10 venga tu reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
11 Danos hoy nuestro pan cotidiano.[a]
12 Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.
13 Y no nos dejes caer en *tentación,
sino líbranos del maligno.”[b]

2.-Proverbios 30:8

Aleja de mí la falsedad y la mentira;
no me des pobreza ni riquezas
sino sólo el pan de cada día.

3.-Santiago 1:5

 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.

 

Thank you for reading

If you enjoyed this content please consider making a donation through paypal.





Please don’t forget to rate this post.

If this post make you reflect and made a change in your life, please spread the word.

Finally, if you want to walk the extra mile, see how else you can support us.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)